Como seducir después de los 60 años.

¿Cuál es el primordial motivo por el que no ha tenido relaciones íntimas en los últimos meses? Para la mitad de las mujeres de más de sesenta y cinco años (un cincuenta con tres por ciento ) es la viudedad y solo un nueve por ciento por carencia de deseo. De los hombres de más de sesenta y cinco años que no habían tengan relaciones solo un veintiuno con ocho por ciento fue por carencia de deseo. Estos resultados son los que se publicaron hace 6 años en la encuesta Nacional de Salud Sexual.
Poco se sabe del deseo sexual en personas de más de sesenta y cinco años, en verdad, tampoco es que se sepa mucho del deseo, el periodo de tiempo en que las personas sienten ganas o bien interés por tener actividad sexual, con independencia de que esta se haga. Los vanguardistas Masters y Johnson ni tan siquiera tenerlo en cuenta, para ellos el ciclo de contestación sexual empezaba con la excitación. Fue la sexóloga Helen Kaplan quien se percató de que la sexualidad de las personas con frecuencia iba antecedida de un deseo o bien motivación anteriores.

contactos sexuales con mayores

Contactos sexuales ocasionales.

 

Donde la biología tiene un papel fundamental, mayoritariamente la sexualidad humana está considerablemente más determinada por de qué forma se siente la persona, y sobre todo, por de qué manera hace sentir la persona que tiene al lado y es que el sexo es puramente biología, mas la sexualidad es emoción, y de conmuevas se tienen a lo largo de toda la vida. En consecuencia, la edad no es un motivo para tener aproximadamente deseo sexual. Lo que sucede es que con los años hay más probabilidades de amontonar “puntos negativos” como problemas médicos, acontecimientos de vida desapacibles o bien rencores amontonados cara nuestra pareja. Estos son los motivos por los cuales hay menos deseo.

Otros factores a tomar en consideración son la manera en que la persona había vivido la sexualidad previamente, si no había sido muy satisfactoria no es de extrañar que no tenga muchas ganas. Asimismo puede afectar tener una estructura mental de sexualidad demasiado “coitocentrista”. Un modelo que todavía actualmente tienen bastantes personas, y que se ve la sexualidad como una penetración coital que dura un determinado tiempo, y todo resto cuenta poco.
Si bien no hay mucha estudios fiables (siempre y en todo momento bien difíciles en este campo), especialistas de la Universidad de la ciudad de Chicago en dos mil siete tras estudiar los hábitos sexuales de mil quinientos cincuenta mujeres y mil cuatrocientos cincuenta y cinco hombres de entre cincuenta y siete y ochenta y cinco años concluyeron que , si bien con la edad había más inconvenientes físicos (ciertos cuales, como por servirnos de un ejemplo ciertas disfunciones eréctiles, tienen solución) la mayor parte de las personas mayores optan por continuar teniendo relaciones pasados los setenta.
Así, como afirma la OMS, los derechos sexuales se basan con los derechos humanos y reconoce que la salud sexual es una fuente de placer y bienestar para todas y cada una de las personas. Quizá los profesionales de la salud se interesan poco por la sexualidad de las personas (de manera especial de las personas mayores), quizá muchos usuarios preguntarían mas no se atreven. Mas, la sexualidad es una parte esencial en la vida y no debe dejar de serlo en ningún instante.
Una característica esencial de las personas que gozan de la sexualidad es que se sienten capaces de cautivar. Si por casualidad lees esto y gozas de la sexualidad, vas a saber de lo que hablo, y si no es así: “créetelo. Tú puedes cautivar “.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *